Sitting on the Porch: Not a Place, But a State of Mind, Michele Norris

sábado, 9 de marzo de 2013

La Madre Tierra Se Despereza

-->
Hace días que el aire huele distinto. Tres días, creo.

El día que empecé a notarlo, no resultó un día fácil.

Estaba tumbada en mi cama respirando esa nueva sensación cuando, súbitamente, mi cuerpo; mi alma; mi espíritu; mi mente, o vete a saber qué, evocó un tiempo pasado.

No vi una imagen, no oí un sonido, no probé un sabor. Fue algo mucho más poderoso, algo mucho más intenso, más incisivo, más familiar. Un "deja vu" de algo que no volverá.

De repente, un mazazo en el pecho.

Seco, asfixiante, penetrante, nacido para doler.

Pero pasó, porque hemos venido al mundo para sobrevivir, a pesar de todo, a pesar de todos.

De vez en cuando, aún juega a intentar quitarme el bocadillo en el patio. No importa.

El aire huele diferente, la luz manda nuevos mensajes, la brisa resplandece. Eso sí, eso importa.

Enviado desde Samsung Galaxy Note

No hay comentarios:

Publicar un comentario